Planta de camelia

Planta de camelia

Camellia japonica en el jardín


Si no está particularmente expuesta al viento o a la radiación solar directa, típica de las primeras horas de la tarde, la camelia es una excelente maceta, que se coloca fácilmente en terrazas o balcones. Si es posible, prefiera quedarse en áreas iluminadas, pero a la sombra. Al igual que todas las plantas de jardín de esta variedad, la camelia tolera bien la lluvia abundante y encuentra su equilibrio climático ideal en lagos, colinas y llanuras en el interior avanzado. No es una planta que ama el aire salobre y las áreas subalpinas. En cambio, otras especies toleran estos climas sin ningún problema y pueden desarrollarse en silencio. El suelo de cultivo debe estar compuesto de humus de bosque para facilitar el crecimiento de las plantas.

Variedad de camelias



La camelia es una especie disponible en grandes variedades. Los más adecuados para el jardín florecen en primavera y aparecen como un arbusto rústico que puede alcanzar los diez metros de altura. Son especies de gran impacto y, por lo tanto, se consideran plantas ornamentales en todos los aspectos. La especie más conocida y utilizada en el jardín es la 'Camellia Japonica', la planta de esta familia que tiene la mayor cantidad de opciones, reconocible por el color de las hojas muy verdes y oscuras; la 'Camellia Hiemalis', con pequeñas hojas de lanza y arbustos tupidos; la 'Camellia Oleifera', que florece con grandes flores rosas y blancas; la 'Camellia Sasanqua', que a diferencia de todas las otras especies crece bien con una exposición soleada. En Italia se han importado varias especies de camelia y hoy es posible comprar múltiples variedades. En los centros de jardinería especializados o viveros es posible encontrar las especies deseadas y cultivarlas en su propio jardín.

Uso y aplicaciones de camelia



La camelia es ampliamente utilizada en aplicaciones en los campos cosmético, homeopático y fitoterapéutico. A partir de su aceite esencial, los productos cosméticos se producen contra el envejecimiento y son necesarios para la destrucción de los radicales libres. Particularmente relevante es el uso tópico en casos de acné rosácea y dermatitis seborreica, además su uso también está bastante extendido en el tratamiento estético de cicatrices o como crema preventiva para las estrías. Utilizado como champú, el aceite de camelia ayuda al cabello dañado y dañado por la acción del secador de pelo. Es posible usar aceite de camelia, como una crema para extenderse sobre el cabello, para impedir la aparición de piojos. La loción de camelia también se usa eficazmente para dolores musculares y como un antiinflamatorio local para deportistas.

Planta de camelia: cuidado y prevención de enfermedades



Camellia japonica necesita intervenciones de jardinería dirigidas principalmente a la poda y la prevención de enfermedades. La poda no es indispensable, excepto en aquellos casos en los que es aconsejable eliminar las partes que influyen, por ser improductivas, el mal crecimiento de la planta. La floración puede ser extremadamente generosa, por lo que incluso las flores deben 'limpiarse' de todos esos pétalos adicionales, para no corromper su postura. Las hojas y flores secas deben retirarse después de la floración para favorecer el paso del aire y la luz esencial al arbusto. Un exceso de humedad o poco brillo puede causar el dorado de las hojas. Los principales agentes nocivos de la especie son la araña roja, la cochinilla y los pulgones, que dañan las hojas y las hacen pegajosas al tacto.

Vídeo: Las camelias, características y cuidados